No hay peor tonto…